El peligro de los datos abiertos

En la medida que la tecnología avanza y comienza a atravesar los procesos internos de los gobiernos la cantidad de datos producidos aumenta sensiblemente. Cada nuevo sistema informático incorporado por alguna oficina de gobierno, cada aplicación móvil, cada nuevo trámite online; todo produce datos reutilizables[1].

Tomar cabalmente el control de estos datos y aprovecharlos es costoso. Esto implica enlazarlos[2] de alguna forma y producir información valiosa para la toma de decisiones. Esta área de trabajo ha explotado en los últimos años, la ciencia de datos cada vez cuenta con más materia prima (datos) y mejores herramientas tecnológicas para trabajar. Estos profesionales (personas que combinan capacidades en matemática avanzada, desarrollo de software y manejo de datos masivosno abundan y son en general caros.

El panorama actual entonces tiene por un lado cada vez más datos (aunque poco organizados) y escasez de profesionales accesibles para convertirlos en información valiosa.

¿Quienes se beneficiarían de sacar el mayor provecho de los datos?

  • Los gobiernos para tomar mejores decisiones.
  • Los medios de comunicación para contar historias basadas en datos.
  • La universidades y la ciencia para producir conocimiento útil para la sociedad toda.
  • Las empresas para tomar las mejores decisiones de negocio.

Los gobiernos liberan cada vez más datos como exigencia de la sociedad en materia de transparencia. Estos datos tienen mucho valor. Quienes puedan aprovecharlos tendrán ventajas sobre aquellos que si bien pueden acceder a los datos no pueden convertirlos en información útil. El peligro de abrir datos sin fomentar canales colaborativos de producción de información valiosa está latente.

El costo de estos nuevos profesionales nos hace plantearnos la necesidad de aunar esfuerzos para que los beneficios de la apertura de datos llegue a la mayor cantidad de personas. Las experiencias de MediaLabs[3] como entornos abiertos de desarrollo de ideas basadas en nuevas tecnologías y en datos pueden ser fomentadas por gobiernos e integradas por periodistas e investigadores de la academia.

La evolución en la exigencia de transparencia como ciudadanos será pedir a nuestros gobiernos que se integren a las instituciones en el esfuerzo de sacar el mejor provecho de los datos con los mejores profesionales. Hoy la escasez y el costo de estos profesionales hace peligrar el valor que los ciudadanos podemos recibir de los datos.

El paradigma actual de Gobierno Abierto plantea la colaboración como uno de los aspectos más importante a desarrollar. Ese es el desafío de los gobiernos actuales que comienzan el camino de apertura. Involucrar a otros actores sociales para el beneficio de todos.


[1] Datos que pueden ser post-procesados con equipos informáticos. Planillas de cálculo o datos estructurados de alguna forma. Se lo denomina también machine readable data.
[2] Tim Berners-Lee (padre de la Web) sugiere que liberar datos que se puedan enlazar con datos de otros proveedores usando descriptores globales es el punto máximo en la liberación de datos.
[3] Por ejemplo los del MIT y el de Madrid